Orgullo Onanista.

El Onanista no ama…

odia.

El Onanista no trabaja…

vaguea.

El Onanista no oye…

escucha.

El Onanista no pide…

tampoco consigue.

El Onanista no ve sombras…

ve claridad.

El Onanista no habla…

insulta.

El Onanista no besa…

escupe.

El Onanista no respeta…

desprecia.

El Onanista no da…

quita.

El Onanista no clama…

asiente.

El Onanista no ignora…

advierte.

El Onanista no copula…

si no paga.

El Onanista no teme…

sosiega.

El Onanista no vive…

sobrevive.

El Onanista no socializa…

desprecia.

El Onanista no improvisa…

calcula.

El Onanista no pega…

humilla.

El Onanista no siente…

demasiado fuerte.

El Onanista no sufre…

llora.

Anuncios

¿Existirá la mujer de mi vida?

Puta pregunta que cada noche pasa sobre nuestras cabezas. Pues si creías que teníamos la respuesta, te equivocabas. Somos el mismo fracaso de persona que tú. Nos levantamos cada mañana pensando: “Puede que hoy conozca a la mujer de mi vida”. Pues no amigos, no. La realidad es que va ser otro día igual. Igual de solo al acostarte como cuando te levantaste. Y así pasarán los jodidos días de nuestras asquerosas vidas, masturbándonos con la primera escena obscena de una puta basura de película española.

Puede que estés “enamorado” (Si nos has seguido sabes lo que opinamos del amor) de alguna golfa con la que pases el día a día. Entonces piensas “¿Qué coño hago?”. No vas a tener los cojones de invitarle a un café y en caso de que te armes de valor e intentes tener una conversación inteligente con ella: “Hoy estoy muy liada” o quizá, “no tengo tiempo”; y al rato le ves hablando con el mayor retrasado de tu trabajo, facultad, oficina o cola del paro. Que no te extrañe que aquel retrasado al cabo de un mes la esté invitando a un viaje a Roma o incluso a ver una ópera al teatro real. Sí amigos, sí, aquel gilipollas que en su puta vida ha conseguido leer algo más que el as o el marca, ahí le tienes invitándola al teatro real. En fin, no me quiero entretener en este tema que se va de las manos el objetivo de lo que os queríamos transmitir

Así que amigos, cuando te vuelvas a hacer esa maldita pregunta, piensa que no eres el único. Somos millones de personas en todo el mundo en la misma jodida situación, y el único consejo que os podemos trasmitir es:

No os vamos a engañar, no hay consejo en la vida que te pueda ayudar a llenar esa soledad. Solamente la masturbación y la prostitución pueden engañarte para que te sientas un poco mejor contigo mismo en ese momento.

Cuando el retraso se hace patente.

Miramos a nuestro alrededor analizando, de eso se trata, meros observadores. No hemos vivido en siglos pasados, pero hemos leído autores, hemos visto cuadros, hemos disfrutado, en definitiva, de arte pasado. Nos podemos hacer una idea a través de estas imágenes de cómo era esta gente. Tenían bien diferenciado: al jornalero que disfrutaba su vida placentera en familia y trabajo duro; el cortesano, o político, que sólo amaba a la puta que le parió, y su propia estampa. Despotismo a la cara, sin careta, se sabía quién era el verdugo y la víctima, el listo y el tonto…

¿Qué nos pasa hoy en día?. Se invierten las tornas. Desde un púlpito crítico miramos en este club. Pero un púlpito real, no somos encumbrados per se. Vemos a nuestro alrededor a cantidad de personajes, cercanos a nosotros (vecinos, compañeros de clase, colegas de profesión, familiares…), que pasean su estulticia y su savoir faire social, con aires de superioridad delante de gente tan sensible a la estupidez como nosotros. Ya estamos hartos de ver gente con gafas sin cristal, gente snob dándonos lecciones, gente sin corazón creyendose reyes de la sociabilidad, gente egoísta, gente sin verbo, gente tirando el dinero de sus padres… Gente, al fin y al cabo, que no conoce el sufrimiento. Pero qué gran alborozo sentiremos cuando esa gente se dé cuenta de lo que es… Cuando la realidad se haya de cebar con ellos y no estén preparados como nosotros estamos. Dejemos que sigan en sus nubes de placer juvenil y adolescente. Bañados en el mar de la inocencia, de la ignorancia y de la estupidez.

Será en ese momento cuando acudan a nosotros, los estoicos que han sido rechazados por su tiempo. Nosotros que no los acogeremos en nuestro lecho a cualquier precio. La aflicción que sentimos ahora es lo que nos hará volar encima de sus cabezas.

No os rindáis, pues en esta mierda de vida, nosotros somos los ganadores…

La volatilidad de los buenos momentos

Estas en tu punto álgido. Te comes al jodido mundo. Por una vez en tu desgraciada vida te crees que puedes salir de la espiral de inmundicia en la que normalmente estás metido. Llegas a pensar, incluso, que podrás jugar al mambo con alguna mujer. Y de repente… Zas!…La vida se ríe en tu cara y te vuelve a poner en tu sitio.

Puede ser por cualquier cosa: un suspenso estrepitoso, de esos en los que la nota es más baja que la probabilidad de pillar a una buena moza, un rayón en tu coche recién pintado, pisar una mierda de perro bien líquida con tus nuevas zapatillas con las que pensabas impresionar a alguna feligresa, una lesión de hombro que hace engorrosa la autosatisfacción…y así podría seguir todo el día…

A lo que voy. La vida tiene infinitas maneras de joderte y lo va a hacer. Cuando levantes un poco la cabeza te dará un bofetón para que vuelvas a agacharla como una buena perra. Y ante esto surge la duda, el kit de la cuestión.

¿Qué se puede hacer ante esta situación tan desesperante?

Hay dos versiones de ello. Aquí se exponen. Valorar y elegir vosotros mismos.

– Los pseudos-optimistas: se piensan que estos pequeños golpes de la vida son algo normal y creen que algún día saldrán de ello. Tienen esperanzas y aspiran a tener algo decente en un futuro. No creen que la vida les joda, sino que es algo que pasa a todo el mundo. Pese a ser tan costras como cualquier otro se creen por encima. Pobrecitos…su futuro es tan turbio como la política económica de Europa.

– Nosotros: nos da igual. Acostumbrado a ello lo asimilamos y si eso lloramos un poco. Sabemos que esto funciona así y ya esta. Esta es la forma de actuar de un héroe. Recibir todos los golpes de la vida y permanecer cuerdo. Quizás algún día llegue algún tipo de recompensa…

Juan

A continuación me gustaría hablaros de un gran hombre, su nombre es Juan. No le conozco mucho, es más sólo me he cruzado unas palabras con él, pero esas palabras cambiaron mi vida: “Cuando quiero algo de una mujer, la pago”. Al principio, como seguramente vosotros estéis haciendo, me reí. Aquellas palabras salidas de la boca de aquel ebrio hombre, cuyas pupilas, no dejaban lugar a duda , que aquel tenía diversos vicios por los cuales yo me sentía superior.

Pero al cabo del tiempo y tras bastante tiempo pensando,  me he dado cuenta que esa es la mentalidad más inteligente que un hombre puede tener. Es esa mentalidad amigos, la cual si todos nosotros tuviéramos, el mundo no se regiría por esta dictadura chantajista y feminista que nos gobierna.  Si a cada mujer que realmente pretende conseguir algo que no merezca, por métodos insinuantes, se le tratase como se mereciese, es decir como a una puta, nuestro mundo sería más justo y más igualitario.

Aquel hombre, Juan, me abrió los ojos.

El amor

Hola amigos del vicio y del pecado.

Me gustaría escribir unos párrafos para comentar mis impresiones sobre el amor. Si amigos si, el amor. ¿Realmente existe? Ahí va mi opinion sobre la que os animo que reflexionéis.

Mis impresiones sobre el amor son mas o menos confusas, en mi humilde opinión, creo que el amor ha sido el mayor negocio jamás creado después del miedo. Y como todo negocio lucrativo tiene que haber un empresario que obtenga sus beneficios. ¿vosotros creéis que realmente las historias “Disney”, esas que disfrutamos en nuestra juventud, son ciertas? ¿Alguno de ustedes se ha enamorado de un flechazo de una mujer y ésta le ha correspondido? NO. Es todo una mentira, el amor.

No os niego que puedan existir parejas más o menos compatibles, que puedan compartir su vida para siempre. Pero no es mas que compatibilidad, no medias naranjas ni mariconadas de esas. Hay parejas más compatibles que otras esa es la realidad pero, de entre casi 7000 millones de personajes que somos en este mundo estoy completamente seguro que hay más de una o incluso cientas o miles de personas compatibles contigo. Así que chavales, no busquéis a la chica de vuestros sueños, NO EXISTE.

Lo siento por abriros los ojos